J├╝rgen Stroop (Detmold (Deutschland), 16/09/1895 - Varsovia, 06/03/1952)

Comandante de la SS, responsable de la liquidación del gueto de Varsovia en la primavera de 1943 y de la deportación de miles de judíos griegos a Auschwitz-Birkenau.Va nació en Detmold (Alemania) en 1895 con el nombre de Josef Stroop en una familia de religión católica. Se casó con una mujer protestante y abrazó esta rama del cristianismo por su origen germánico. Después de completar únicamente la educación primaria, luchó durante la primera guerra mundial y fue condecorado en dos ocasiones, a los 20 y 21 años de edad. Una vez terminada, se erigió en un miembro activo de las organizaciones de veteranos y trabajó como recaudador de impuestos.

En julio de 1932, se afilió a las SS y dos meses después al partido nazi. Stroop participó decisivamente en la victoria del NDSAP en la región de Lippe, lo que facilitó la elección de Hitler como canciller del Reich. Esto le permitió conocer Hitler y otros mandatarios del partido, entre ellos el jefe de las SS, Heinrich Himmler, que sucesivamente se le acercó ascendiendo dentro de la estructura de la unidad paramilitar nazi.

En 1938 participó en la operación de anexión de la región checoslovaca de los Sudetes y fue el comandante de las SS de la ciudad balneario de Karlovy Vary. Un año más tarde, y con el cargo de SS-Oberführer, participó en la invasión de Polonia, donde participó en la exterminio de judíos en varias ciudades, entre ellas Poznan. En 1942, y como especialista en combates contra luchadores partisanos, lideró expediciones contra la resistencia en Ucrania y el Cáucaso y fue el encargado de la seguridad durante la construcción de una carretera entre Lvov y Donetsk. Su nombre fue el escogido para tomar el mando en Armenia y Georgia, países que finalmente, el Tercer Reich no pudo conquistar.

En abril de 1943, fue destinado a Varsovia para supervisar la deportación de los últimos judíos del gueto a Treblinka. El 19 de abril, los judíos, organizados y advertidos de la inminente deportación, inician un combate abierto contra el invasor. En respuesta a la resistencia armada, el gueto será completamente arrasado y los supervivientes deportados a Treblinka. Por orden personal de Stroop, las SS y los soldados de la Wehrmacht bajo su mando rociaron de gasolina las casas del gueto y las quemaron. También incineraron todos los búnkeres y refugios posibles donde se pudieran esconder los resistentes. Cualquier judío que escapaba era ejecutado al instante. El comandante documentó, incluso con fotografías, el proceso de destrucción del gueto, documentos que serían utilizados después en los juicios de Nuremberg en su contra. Unos 7.000 judíos fueron asesinados durante los combates y una cifra similar fue deportada a Treblinka, estimó el mismo Stroop. Unos 6.000, añadió, habrían muerto durante las explosiones o los incendios en el barrio. El Tercer Reich lo condecoró con la Cruz de Hierro de primera clase "por la eficiente destrucción del gueto".

Cuatro meses más tarde, fue nombrado jefe de la Policía y las SS en Atenas. Allí organizó la administración de la policía griega y cautivos miles de judíos de la ciudad en Auschwitz-Birkenau y miles más en un campo en Varsovia. Ascendido a SS Gruppenführer, equivalente al rango de Teniente General, fue destinado a la región alemana de Wiesbaden, donde ejerció un poder casi dictatorial. En su condición de comandante de las reservas militares internas, supervisó en los últimos meses de la guerra la creación de la guerrilla nazi, Wehrwolf. El 19 de agosto de 1944, recibió la orden de ejecutar el Mariscal de Campo, Guenther von Kluge, que fue vendido como un suicidio. Himmler le ordenó posteriormente que preparara una última defensa en los Alpes pero Stroop fue capturado el 8 de mayo de 1945 por las tropas estadounidenses.

Dos años más tarde, un tribunal norteamericano lo condenó a muerte por ordenar la ejecución de oficiales y soldados de USA, cargos que nunca aceptó. La sentencia, sin embargo, no se ejecutó y fue extraditado a Polonia. Allí fue juzgado, cuatro años más tarde, en 1951, por los crímenes cometidos contra la población polaca y judía y por la destrucción del gueto de Varsovia. El veredicto del jurado fue inapelable: "El carácter y el alcance de las atrocidades cometidas por Stroop, su arrogancia y explicaciones evasivas, dan fe de su falta de remordimiento y muestran que todavía asume las creencias de la visión nazi del mundo. (...) Sus hechos demuestran que es una persona que no tiene sentimientos humanos, un esbirro fascista que atormentaba a sus víctimas con una crueldad fría. Hay que eliminarlo por completo de la sociedad humana ".

Fue condenado a muerte. Murió en la horca en un prisión de Varsovia el 6 de marzo de 1952. Durante su encarcelamiento, a la espera de juicio en Varsovia, compartió celda con el escritor Kazimierz Moczarski, que años después escribiría un libro, 'Conversaciones con un verdugo', con las confidencias que Strroop le hizo.