Iva Ikuko Toguri d'Aquino (Los √Āngeles, 04/07/1916 - Chicago, 26/09/2006)

Aquino, Iva Ikuko Toguri (Los Ángeles, 04 de julio de 1916- Chicago, 26 de septiembre de 2006). Hija de emigrantes japoneses. Estudia en la universidad de California donde se licencia en Zoología. El 05 de julio de 1941 se embarca hacia Japón con un certificado de identificación para cuidar a un familiar enfermo y estudiar medicina. Al cabo de poco tiempo decide volver a los EEUU y solicita al cónsul la tramitación de un pasaporte. Pero el ataque a Pearl Harbor detiene el proceso y Toguri queda recluida en tierras japonesas. 
Presionada por el gobierno japonés para que renuncie a la ciudadanía americana, se niega y es acusada de "enemigo aliado". Obligada a trabajar como locutora de radio en Hora Cero, programa emitido por Radio Tokio, Toguri representa, junto con otras mujeres, lo que los soldados americanos denominan "Tokyo Rose", personaje destinado a desmoralizar a los soldados a través de la burla y falsos informes. 
No queda clara la vinculación de Toguri en la propaganda antiamericana. Hay medios que sostienen que ella se negó a participar y que sus emisiones eran de contenidos musicales o cómicos; y otros que opinan que, donde ella veía programas musicales o sketches humorísticos, no eran nada más que burlas u ofensas. Fuera como fuese, las fuentes coinciden en que nunca empleó el nombre de Tokyo Rose, catalogado por los soldados americanos, sino que utilizó el seudónimo de Orphann Ann.
Acabada la guerra, Toguri es detenida durante un año por el ejército americano, antes de ser liberada por falta de pruebas. Casada con Felipe de Aquino, un japonés de origen portugués y embarazada de su primer hijo, solicita su regreso a los EEUU. El influyente locutor de radio Walter Winchell inicia una campaña mediática contra ella y finalmente, y después de haber perdido su hijo, se la traslada a San Francisco, donde se la juzga y se la condena por delitos de traición a la patria, el 29 de septiembre de 1949. A su marido se le obliga a abandonar los EEUU. No se volverán a ver nunca más. 
Después de pasar seis años y dos meses en prisión, se traslada a Chicago donde trabaja en el negocio de su padre. En el año 1976 se reabre su caso a raíz de una investigación periodística donde se descubre la falsedad de las acusaciones de los principales testigos. El presidente Gerald Ford le otorga el indulto y se le restituye la ciudadanía americana. 
El 26 de septiembre de 2006, muere en Chicago a la edad de 90 años